Sombrillas

Sombrillas

Terrazas y jardines:

 Cómo conseguir una buena sombra

Hoy nos vamos a centrar en Las Sombrillas, también llamados parasoles, que a diferencias de los toldos, tienen la ventaja de ser móviles.

Estamos acostumbrados a verlas en las terrazas de los restaurantes, en los jardines de casas, en los patios interiores, en las piscinas y como no, cubriendo las playas como un manto, con miles de colores, tamaños y formatos.

Y como no podía ser de otra manera, el diseño también ha llegado a este campo y lo ha hecho dando una vuelta de tuerca a este elemento que parecía haber logrado su forma final con las sombrillas cuadradas o redondas con un palo central como soporte. Las sombrillas modernas pueden proteger del sol y de los rayo UV gracias a sus nuevos tejidos, tener mayor resistencia al viento y formas que aportan una sombra más amplia y alejan de su centro el soporte de la misma permitiendo aprovechar al máximo la zona sombreada.

Más allá de los típicos parasoles que nos regalan con su publicidad incluida, existen modelos que pueden anclarse a la pared y moverse a conveniencia hacia un lado u otro, sombrillas con su estructura vertical en un lado y una losa en la base que compensa el peso de la tela y su correspondiente estructura. Hay también modelos que varían más su parte estética, por ejemplo con un mango como los de los paraguas o con un montón de flecos o trozos pequeños de textil en vez de la clásica tela estirada. Parasoles que, al abrirlos, lo hacen hacia arriba como si de una figura de papiroflexia se tratara. Sombrillas con formas de alas o de platillo y otras en las que la superficie de tela es totalmente paralela al suelo. También podemos ver otros modelos hechos a base de varias tiras unidas por un extremo que se abren de manera similar a un abanico. Y en lo que a hostelería se refiere, hay grandes sombrillas rectangulares con soportes a los extremos que permiten regular su inclinación según la hora del día que sea.

Os voy a dejar una pequeña guía de cómo conseguir una buena sombra y  tratar de hacer un pequeño repaso por todas las alternativas decorativas que tenemos para lograr una sombra fresca y agradable sin hipotecar ni el espacio ni el diseño de nuestra terraza ni tampoco gastarnos una fortuna:

 

La orientación

Sí, amigos, lo primero que hay que saber a la hora de conseguir sombra es la orientación de la terraza. Porque de que sirve poner una sombrilla si luego le va a dar sombra al vecino y no a nosotros.

Una terraza orientada al este recibirá un sol muy inclinado y tibio por la mañana, una terraza orientada al sur recibirá un sol intenso y vertical a medio día y una orientada al oeste uno intenso e inclinado por la tarde

Mi preferida es la terraza orientada al este pues el sol de la mañana es muy agradable y a partir de mediodía la propia casa ofrece sombra y cobijo de sobra, por lo que no hace falta comprar absolutamente nada, si acaso una pequeña sombrilla inclinable por si alguna mañana aprieta mucho el sol.

Las terrazas orientadas al norte no reciben sol más que a primera hora de la mañana y a última de la tarde, y solo son recomendables en lugares muy calurosos en las que se quiere estar siempre a la sombra.

Es importante tener muy en cuenta la orientación tanto a la hora de comprar vuestra casa como a la hora de comprar los accesorios necesarios para dar sombra. Mientras os hablo de ellos mencionaré para que tipo de orientación y sol son más adecuados.

 

Sombrillas

Es el accesorio básico para proporcionar sombra. Son baratas, hay diseños de todo tipo y se adaptan a cualquier necesidad. Eso sí, salvo que compremos una muy grande y aparatosa, la cantidad de sombra que dan es limitada.

En mi opinión son perfectas para aquellos que no buscamos sombra para todo el día sino solo para momentos y zonas puntuales; como para el desayuno, la comida, la siesta…

Lo ideal es comprarse una que tenga un brazo regulable en altura e inclinación, y así podemos protegernos también del sol de la mañana o de la tarde —que viene muy de lado— bajando e inclinando mucho la sombrilla.

 

¿Cuál es la mejor sombrilla de jardín del mercado?

 

Contar con una buena sombrilla para pasar momentos agradables al aire libre, es fundamental cuando las altas temperaturas del verano nos obligan a buscar sombra. En el mercado podrás encontrar una gran diversidad de modelos, estilos, formatos, colores, materiales y precios; lo que hace difícil tomar una decisión de compra. Te presentamos algunos aspectos que debes considerar antes de hacer tu inversión:

 

Formato

Las sombrillas nos brindan un extra de confort cuando se trata de darnos sombra ante la inclemencia del verano, pueden ofrecer un toque decorativo y al mismo tiempo protegernos del sol. En una comparativa de sombrillas de jardín podemos diferenciar que existen dos formatos: las sombrillas fijas también llamadas parasol o quitasol y las sombrillas portátiles.

Los parasoles son elementos que puedes instalar en una zona concreta de tu jardín o terraza, también son muy utilizados en áreas cercanas a la piscina o en el balcón. Estos formatos de sombrilla brindan gran resistencia a los elementos del clima, son robustos y de gran tamaño, por lo que no son recomendados para llevar a un día de playa.

Si prefieres elegir una sombrilla multifunción, las portátiles son ideales para llevar de camping o de paseo. Ofrecen un fácil manejo y traslado, además algunos modelos son muy resistentes y brindan un mecanismo de plegado cómodo y sencillo.

Hoy en día podrás encontrar las sombrillas toldo, son igualmente transportables y proporcionan una amplia zona de sombra; gracias a sus materiales de fabricación pueden bajar la temperatura hasta en seis grados, razón por la cual son ideales para los días calurosos.

Materiales

Los materiales con los que están fabricadas las sombrillas de jardín deben ser de alta calidad y durabilidad; que te garanticen una larga vida útil del producto, ya que se trata de un elemento que estará expuesto constantemente a cualquier fenómeno meteorológico, tanto al sol, como a la lluvia, e incluso a la salinidad del mar.

Los materiales más utilizados para la fabricación de sombrillas de jardín son el plástico, el aluminio, la madera y acero. Algunos fabricantes mezclan varios materiales como el aluminio y el acero inoxidable para ofrecer mejores resultados, ya que ofrecen resistencia a la corrosión. Si tu jardín tiene un toque clásico, los parasoles de madera son una excelente opción, son de alta calidad y duraderos; no sucede lo mismo cuando se trata de sombrillas totalmente de plástico.

Con respecto a la cubierta, hoy en día tenemos modelos de sombrillas con tejidos tecnológicos. Las clásicas lonas están hechas con fibras que no se decoloran, repelen las manchas y son anti moho, también tenemos sombrillas confeccionadas en poliéster de última generación, que además bloquea el paso de los rayos UV.

 

Diseño

Antes de elegir un modelo de sombrilla, es importante que tomes en cuenta el entorno del jardín, el diseño de tu comedor exterior o de las sillas que tienes en la terraza, así como también la decoración y las plantas que allí viven; la idea es que logres un ambiente armonioso y agradablemente decorado con objetos que se complementen.

Hoy en día, podrás encontrar estilos que no solo te cubren del sol, sino que también integran nuevos tejidos que te protegen de los rayos UV, hacen frente al viento, a la lluvia y ofrecen una zona de sombra más amplia, ya que permiten que el mástil pueda ajustarse en altura e inclinarse a conveniencia según la posición del sol.

Igualmente podrás encontrar sombrillas en una gran diversidad e intensidad de colores, estampados, algunas con flecos, otras con vuelo, etc. Conocer las prestaciones de cada modelo y cuánto cuesta, va ayudarte a elegir una sombrilla buena y económica, que se ajuste a tus necesidades.

Dimensiones

A la hora de comprar una sombrilla para exteriores, la altura y el tamaño son factores que debes tomar en cuenta; estos van a depender del área disponible que tengas en tu terraza o jardín. El tamaño del parasol va a determinar la cantidad de sombra que recibirás, por lo que es importante conocer qué espacio tienes y cuánta sombra necesitas. No puedes instalar una sombrilla de gran tamaño en un pequeño jardín, ya que el resultado no será del todo armonioso.

Es aconsejable buscar una sombrilla que brinde un plus de anchura sobre el comedor o las sillas que tienes en tu balcón al aire libre. Con respecto a la altura del mástil, lo ideal es que sea lo suficientemente alto para que todos puedan desplazarse sin problemas, pero no tan alto como para que pierda su función de protegernos del sol. La altura promedio es de 2,5 metros, con un mínimo de 2, sin embargo hay muchas más opciones…

Share this post